Gobierno de Puerto Rico traza la ruta para trato justo en la reforma contributiva federal

(10 de diciembre de 2017 – San Juan) El gobernador Ricardo Rosselló, la comisionada residente Jenniffer González, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz; el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez; los miembros de mayoría de ambos cuerpos legislativos y la Federación de Alcaldes expresaron su oposición al impuesto de 20 por ciento aprobado en la versión de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de la Reforma Contributiva federal.

De igual forma, rechazaron el proyecto aprobado en el Senado.

En una reunión llevada a cabo hoy en el Capitolio, el primer mandatario expresó que “este impuesto representaría un golpe adicional a la economía de la Isla, luego del paso de los huracanes Irma y María, además de los problemas fiscales que atravesamos antes de los eventos atmosféricos”.

“Puerto Rico necesita ser considerado de manera equitativa a los demás estados de la Nación”, agregó el mandatario.

Asimismo, en el cónclave se afirmó que esta Administración rechaza el pago de contribuciones adicionales a las que se pagan en la actualidad, sin tener representación en el Congreso y trato igualitario en los programas federales.

Se reiteró además el apoyo a las iniciativas de incentivos federales propuestas por la comisionada residente para crear empleos en Puerto Rico.

Entre estas iniciativas se encuentran: las zonas empresariales, el crédito por el trabajo y los ‘child tax credits’ entre otras.

“Mi llamado es al Congreso. Si ustedes establecieron política pública con PROMESA, cuyo objetivo era desarrollar la economía y poder tener estabilidad fiscal, ¿cómo entonces lo vamos a lograr? No puede lograrse con penalidades ni lacerando lo que ya es una base de desarrollo económico en Puerto Rico. Se tiene que lograr dándole trato justo y quitándole las penalidades a Puerto Rico”, concluyó Rosselló Nevares.