(4 de mayo de 2018 – La Fortaleza, San Juan) El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció junto a la administradora de la Administración de Rehabilitación Vocacional (ARV), Madeline Hernández Dipiní, un aumento en los beneficios para los solicitantes y consumidores de los servicios de la agencia.

Tras el logro de un pareo con fondos federales ascendiente a $64.5 millones, la ARV aumentará el pago de diferencia de matrícula de estudios para consumidores de un 40% a un 60%. Asimismo, aumentará un dólar en cada categoría del servicio de manutención para los solicitantes.

El de pago de diferencia de matrícula es una ayuda monetaria que se otorga a los consumidores, que luego de consumir otras ayudas —tales como becas— todavía tienen un restante en su deuda de costos de estudios.

El servicio de manutención es un concepto monetario que ayuda a los solicitantes cualificados en los gastos de alimentos, ya sea para desayuno, almuerzo o cena mientras realizan estudios.

“Cada día trabajamos para ofrecer más y mejores oportunidades a las comunidades más vulnerables de nuestra sociedad. Con esta ayuda que hoy anunciamos, ofrecemos un estímulo para ayudar en las metas ocupacionales y que la comunidad estudiantil elegible pueda ser más independiente social y económicamente”, expresó el gobernador.

De igual forma, el primer ejecutivo añadió que “el aumento en esta ayuda es de suma importancia para las personas con impedimentos que son los más vulnerables, especialmente luego del paso de los huracanes Irma y María por la Isla”.

Por su parte, Hernández Dipiní comentó que “gracias al trabajo del gobernador Roselló Nevares, la comisionada residente Jennifer González, la legislatura y nuestra agencia, hemos logrado obtener un aumento para el pareo en los fondos federales que recibe la ARV ascendientes a $64.5 millones. Esto significa unos $17.6 millones más que para el año fiscal 2017, lo que será de gran beneficio para nuestros consumidores”.

La administradora de ARV añadió que “en la Administración de Rehabilitación Vocacional reconocemos y valoramos que las personas con impedimentos tengan derecho a una vida digna, con calidad, utilizando al máximo sus capacidades individuales funcionales que les permita lograr un resultado de empleo”.